Se encuentran dos amigos en un bar y uno le dice al otro:
Vamos a hacer un negocio. ¿Cuánto me das si te vendo a mi suegra?
El otro responde:
Por tu suegra, ni un centavo.
El otro responde:
Trato hecho.