-¡Mamá, mamá, me corté un dedo!
-¡Pues, chúpatelo!
-Es que no lo encuentro.