-Mamá, mamá, ¡En la escuela me dicen calculadora!
-Bueno, no te preocupes, Casio.